La investigadora abrió la Semana de la Ciencia de Luarca recordando a la fallecida Margarita Salas: “Era un ejemplo de rigor, nos dejó muy solos”

“Si las agencias del medicamento dan su visto bueno, yo tengo confianza total en las vacunas”, señaló ayer la viróloga, inmunóloga e investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Margarita del Val, encargada de abrir la XVIII Semana de la Ciencia de Luarca. Del Val hizo una férrea defensa de la vacunación como el mejor camino para lograr la inmunidad de la población frente al covid-19. No obstante, pidió cautela, pues hasta que no se sepa si las vacunas protegen de la transmisión “no podremos bajar la guardia”. Eso sí, lanzó un mensaje de tranquilidad sobre su seguridad: “Son los medicamentos más controlados”.

Las primeras palabras de Del Val, eso sí, fueron para la científica valdesana Margarita Salas, que por primera vez no ha capitaneado este ciclo: “Ha sido un ejemplo de rigor, de cariño y dedicación a sus estudiantes y, lo mejor, ha creado una escuela fantástica. Nos quedamos todos muy solos cuando falleció repentinamente el año pasado”.

Un total de ciento cuarenta personas siguieron ayer de manera virtual la ponencia de Del Val, titulada “Lo que vamos sabiendo de la investigación asociada al coronavirus y a la pandemia”. En un lenguaje muy claro, explicó que el virus no es “ni muy contagioso, ni muy mortal” y puso como ejemplo enfermedades como el sarampión que son “cinco o seis veces más contagiosas”.

Prevención

La parte negativa es que es “impredecible y silencioso”, pues no a todo el mundo le afecta igual, ni contagia del mismo modo.

La inmunóloga puso el acento en las medidas a cumplir por la población, sencillas y efectivas. “La intervención temprana es la mejor y Asturias lo vio bien en la primera oleada”, explicó, convencida de que todo lo que estamos aprendiendo con esta pandemia nos servirá para estar “mucho más preparados” para las siguientes.

En materia preventiva, insistió en la importancia de colocarse bien las mascarillas, de cumplir las cuarentenas y el aislamiento y de ventilar bien los espacios. En este sentido, alertó a la población de que la próxima Navidad puede ser fatal si la gente se confía. “Mucho cuidado con las casas porque no están bien ventiladas. Hay que abrir las ventanas cada cuarto de hora o más si hay mucha gente”, aconsejó.

Noticia de LNE